Todavía cuesta entender

86

Todavía cuesta entender. La mente de nosotros, los seres humanos, en cuestiones de sentimientos se torna irracional, hasta tal punto que no proyectamos más allá de nuestra enfrascada cotidianidad. Se entrecruzan las palabras, silencios, recuerdos, deseos y hasta  nuestros memoriosos  fracasos.
Es que por estas cuestiones, determiné sumergirme a lo más profundo de mi ser y rescatar aquello que mantenía mis hoyuelos de mi rostro activos… ¿qué busqué? No es fácil describirlo, aunque contará con la virtud de poder expresarme de manera elocuente y metafórica en todas lenguas aplicadas por el mundo. Mi redención roza lo conocido, acaricia lo común y burla lo superficial; es más vistoso de lo que aparenta pero inaccesible si pretendes entrar en su territorio.
Cuando al fin, sostuve en mis manos aquello que había olvidado en mi peculiar submundo interior, abracé mi victoria como bandera blanca puesta en tierra virgen, para bailar asomada en su sombra que a la vez era mi sol.

por Juliana Fernández
Compartir
Artículo anterior2010
Artículo siguienteLa diferencia que hace la diferencia

2 Comentarios

  1. hermoso tu mensaje, juliana….sabes? esas personas son las triunfadoras en este mundo porque saben acudir al principal motivo de nuestra existencia y sacan del interior fuerzas que solo DIOS nos la da. sigue adelante hay mucha tierra con miel por delante para ti. bendiciones
    Landy

Dejar respuesta